Sociedad Postmoderna, En Busca De La Verdad.

Relativismo-2

Vivimos en una época que se caracteriza por la pérdida de verdades absolutas porque la sociedad está en un cambio permanente, donde el individualismo está sustituyendo a Dios, el sistema social y la naturaleza. Hay una redefinición de la familia, religión, matrimonio, etc., a esta época se le ha denominado postmodernidad, la cual es muy compleja de definirla y conceptualizarla, parte de la ideología de esta época es: El Relativismo.

Para Matt Slick el relativismo es la posición filosófica de que todos los puntos de vista son igualmente válidos, y de que toda la verdad es relativa al individuo. Esto significa que todas las posiciones morales, todos los sistemas religiosos, todas las formas de arte, todos los movimientos políticos, etc., son verdades que son relativas a los individuos. Algunas expresiones típicas relativas son las siguientes: “Esa es tu verdad, no la mía”, “No existen las verdad absolutas”, “Yo no tengo más verdad de la que tú tienes”, “Todo es relativo, lo importante es que yo me sienta bien”.

Allan Bloom escribió en su libro “La cerrazón de la mentalidad americana” lo siguiente, en relación al relativismo: “El relativismo está acabando con la educación escolar y universitaria en los Estados Unidos”.

¿Qué es la verdad?

Se define como aquella que se ajusta con los hechos o la realidad. Se trata de la autenticidad, veracidad o realidad. En una palabra, la verdad es la realidad. Se trata de cómo las cosas son en realidad. Teológicamente, la verdad es aquello que es consistente con la mente, voluntad, carácter, gloria, y el ser de Dios. La verdad es la auto-revelación de Dios mismo. Es lo que es porque Dios lo declara así, y lo hizo así. Toda verdad debe ser definida en términos de Dios, cuya naturaleza es la verdad. | Steven Lawson

La verdad es absoluta. Sin Dios, no puede haber ningún absoluto. Sin absolutos, no puede haber verdades objetivas y universales. Sin absolutos, la verdad se vuelve subjetiva, relativa y pragmática. Sin absolutos la verdad da lugar a una mera preferencia personal o cultural. Pero por el contrario, toda la verdad es absoluta, porque Dios es la verdad absoluta.

Cuando el hombre niega y cuestiona la verdad absoluta, es para debilitar su autoridad y justificar su estilo de vida, en el tiempo en el que vivimos nadie tiene autoridad sobre nada y sobre nadie, ni Dios, ni la Biblia, ni la ciencia tienen autoridad sobre el hombre postmoderno. El hombre siempre ha rechazado la autoridad a causa del pecado y la separación de Dios, lo vemos desde el inicio de la creación en el jardín del Edén en donde Adán y Eva desobedecieron al mandato de Dios, rechazaron su autoridad, posteriormente vivieron apartados de ÉL y está es la historia de la humanidad.

La sociedad postmoderna no cree en absolutos, no confía en instituciones (iglesia, gobierno, partidos políticos, matrimonio, familia, biblia, etc.) desconfía de todo, no hay autoridad para el hombre postmoderno, todo le parece relativo.

Estamos viviendo en una época hedonista y narcisista: porque cuando todo se vuelve relativo incluyendo la moralidad no hay absolutos morales, entonces reina la idea “si te hace feliz hazlo”, todo se permite hoy en día, el rechazo de Dios y de la religión llevan necesariamente a la muerte de la ética. “Si no hay Dios quien eres tú para decirme que es bueno y que es malo”

Vivimos en una sociedad en la que se le da culto al ego en donde las personas están en una búsqueda incansable del reconocimiento y admiración de otros.

Pablo le escribió a su discípulo Timoteo hace mucho tiempo haciendo alusión a lo que hemos estado abordando:

Timoteo, es bueno que sepas que, en los últimos días, habrá tiempos muy difíciles. Pues la gente solo tendrá amor por sí misma y por su dinero. Serán fanfarrones y orgullosos, se burlarán de Dios, serán desobedientes a sus padres y malagradecidos. No considerarán nada sagrado. No amarán ni perdonarán; calumniarán a otros y no tendrán control propio. Serán crueles y odiarán lo que es bueno. Traicionarán a sus amigos, serán imprudentes, se llenarán de soberbia y amarán el placer en lugar de amar a Dios. | 2 Timoteo 3:2-4

El relativismo también se ha extendido a las artes. En una conversación que sostuvieron Mario Vargas Llosa y Gilles Lipovetsky, a propósito de la publicación de La civilización del espectáculo, Vargas Llosa afirmó: “La libertad que las artes plásticas han adquirido consiste en que todo puede ser arte y nada lo es. Que todo arte puede ser bello o feo, pero no hay manera de saberlo; no tenemos el canon que antes existía y que nos permitía diferenciar lo excelente de lo regular y de lo execrable: hoy todo puede ser excelente o execrable. Al gusto del cliente”.

Vivimos en medio de una generación que no muere por un ideal, no hay sacrificios para poder alcanzar metas, propósitos, todo se quiere conseguir rápido, instantáneamente, la generación de este tiempo se caracteriza por el yo, yo, después yo.

Francis Schaeffer (1912-1984) fue un gran teólogo contemporáneo, quien enseñó que todas las personas tienen una cosmovisión y nadie puede vivir sin ella, además estaba preocupado con el relativismo de nuestros tiempos. El Dr. Miguel Núñez define a la cosmovisión como las verdades y mentiras que adquirimos a lo largo de la vida con las cuales respondemos ante el mundo y nuestras circunstancias. Schaeffer escribió que la verdad bíblica es el único sistema que responde apropiadamente a todas las interrogantes de la vida.

¿Qué es la verdad? ¿Quién tiene la verdad? ¿Cómo puedo saber si existe una sola verdad?

Vivimos en una época de pluralismoun sistema de creencias que pone fin a la verdad al declarar que todo es verdad, especialmente en lo que respecta a la religión… Contra toda lógica, se nos dice que todos los puntos de vista respecto a la religión y la moral son verdaderos, no importa cuán radicalmente diferentes y contradictorios estos sean. El aspecto más abrumador de todo esto es que a través de los incansables esfuerzos de los medios de comunicación y el mundo académico, esto se ha convertido rápidamente en la opinión mayoritaria. Sin embargo, el pluralismo no se ocupa de la cuestión o cura la enfermedad. Sólo se anestesia al paciente para que ya no sienta o piense. El Evangelio es un escándalo, porque despierta al hombre de su sopor y se niega a dejarlo descansar en tales condiciones de ilógica. Se le obliga a llegar a alguna conclusión – “¿Hasta cuándo dudar entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, seguidle.” | Paul Washer.

La verdad no es un concepto, no es una ideología, no es teología, no es filosofía, entonces ¿Qué es la verdad?  La Verdad si existe, es propositiva, es decir, que es algo que podemos plasmar en palabras, frases y oraciones que tienen sentido, está documentada en la Biblia en donde encontramos respuestas a las interrogantes de la vida, debe ser el enfoque central de nuestras vidas y es personificada en Cristo Jesús.

Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre si no es por mí | JESUS (Juan 14:6)

No importa cuánto tiempo tarde; la Verdad siempre prevalecerá. Las mentiras y los engaños se desmoronarán y la Verdad permanecerá. | John Huss

La Verdad no es un concepto, es una persona, es: JESÚS

Facebook.com/TonieLastra

Tony_ramones@hotmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s